Guía introductoria sobre cookies

Qué es una cookie

Todos los sitios web utilizan cookies. Algunas cookies son necesarias para que el sitio web pueda funcionar; sin embargo, otras, sirven para realizar análisis o para enviar anuncios personalizados a los usuarios. Pero... ¿qué es una cookie? Aquí te vamos a explicar qué son las cookies desde tu perspectiva de propietario de sitio web.
Comprueba si tu sitio web cumple el RGPD

Qué es una cookie

Las cookies son pequeños archivos de texto que envía tu sitio web a tus usuarios o visitantes y quedan almacenados en los navegadores de estos.

Dichos archivos normalmente contienen información sobre el idioma que utilizan tus visitantes o su ubicación, pero también pueden almacenar otras informaciones de índole muy diversa, por ejemplo, información personal de identificación (datos personales).

Esta información es transferida después del navegador al servidor, y esto es lo que hace posible que tu sitio web reconozca al visitante y sus preferencias cada vez que visita de nuevo tu sitio web.

Existen diversos tipos de cookies. Su clasificación depende del criterio que se utilice: duración, quién las establece o función. Pero estudiémoslas ahora con más detalle.

Table of Contents

Para qué sirven las cookies

Por lo general, las cookies sirven para dos cosas: mejorar la experiencia de los visitantes de tu sitio web y registrar el comportamiento de los usuarios de tu sitio web.

Han sido diseñadas para almacenar información específica sobre la visita de un usuario a tu sitio web.

Por ejemplo, si tienes una tienda en línea y un usuario coloca productos en el carrito de la compra, una cookie será lo que permita a tu sitio web recordar ese artículo cuando el usuario empiece a navegar por otras páginas de tu sitio web. O si, por ejemplo, un usuario de tu sitio web prefiere usar un idioma distinto del predeterminado para navegar por este, una cookie será lo que permita al sitio web recordar este extremo la próxima vez.

Cada vez que un usuario vuelve a tu sitio web, tu sitio web lee toda la información almacenada en las cookies de ese usuario para recordar cuáles eran sus preferencias.

Ahora bien, las cookies también permiten hacer un seguimiento del comportamiento del usuario en tu sitio web y en Internet en general.

Muchas de las empresas que proporcionan software a tu sitio web (analítico, widgets, complementos, plataformas CRM, etc.) también almacenan cookies en los dispositivos de tus usuarios valiéndose para ello de tu sitio web.

Tales cookies normalmente no se usan solo para beneficiarte a ti, sino para, además, elaborar perfiles de tus usuarios con fines de marketing (para mostrarles o enviarles publicidad).

Ese seguimiento que de tus visitantes se hace desde tu sitio web podría ser constitutivo de una intromisión en la privacidad de estos, y tratarse por lo tanto de un comportamiento regulado por las diferentes normas de protección de datos y privacidad vigentes, como la Directiva ePrivacy, el RGPD o la CCPA.

¿Para qué sirven las cookies?
Las cookies almacenan datos personales

Qué tipos de cookies existen

Hay dos tipos fundamentales de cookies: las cookies de sesión y las cookies permanentes.

Las cookies de sesión se almacenan en la memoria temporal y se borran tan pronto como el usuario termina su “sesión” en tu sitio web con un navegador concreto.

Este tipo de cookie sirve para llevar un registro del comportamiento del usuario en el sitio web y evitar así que el sitio web le solicite reiteradamente la misma información, por ejemplo, sus datos de inicio de sesión.

Las cookies permanentes quedan almacenadas en el dispositivo del usuario (teléfono, tablet u ordenador) hasta que llega su fecha de expiración. Cada vez que un usuario vuelva a tu sitio web, su navegador enviará a tu sitio web la información almacenada en todas esas cookies.

Estas cookies permiten reconocer a los usuarios, y pueden por lo tanto utilizarse por tus sistemas analíticos y de CRM para hacer un seguimiento del comportamiento de visitantes, clientes potenciales y clientes.

Por este motivo, este tipo de cookies también es conocido como cookies de seguimiento.

Qué información pueden almacenar las cookies

Las cookies pueden almacenar información específica referida a un visitante. Parte de esa información que almacenan es valiosa para ti en cuanto que dueño de un negocio. Algunos tipos de información están categorizados como datos personales. Aquí tienes un resumen de los diferentes tipos de información que se almacenan:

Específica del usuario

Actividad del usuario y comportamiento

¿Qué tipo de información recopilan las cookies?
¿Quién coloca las cookies en el ordenador del usuario?

Quiénes colocan cookies en los dispositivos de tus usuarios

Básicamente, las cookies pueden ser almacenadas en el dispositivo de tus visitantes, bien por tu propio sitio web (cookies de origen), bien por servicios de terceros existentes en tu sitio web (cookies de terceros).

Las cookies de origen se utilizan normalmente para que tu sitio web pueda realizar todas las acciones básicas propias de su finalidad principal, por ejemplo, mantener abierta la sesión de un usuario en el sitio web o recordar los productos colocados en el carro de la compra.

Las cookies de terceros son colocadas en los dispositivos de tus usuarios por otras empresas distintas de la tuya, aunque lo hacen a través de tu sitio web. Normalmente se trata de empresas que te facilitan datos que te permiten analizar el comportamiento de tus usuarios o comprobar la eficacia de tus campañas publicitarias. La mayoría de estas cookies se utilizan para recopilar datos personales con el objeto de elaborar perfiles de usuarios u obtener grupos de clientes potenciales, y esto es después utilizado con fines publicitarios (envío de anuncios de tu propia empresa o de otras empresas diferentes).

Ejemplos de servicios de terceros:

¿Suponen las cookies un riesgo para la privacidad?

Las cookies contienen información relativa a la visita de un usuario a tu sitio web. Parte de tal información podría categorizarse como información personal, por ejemplo, las direcciones de IP, los identificadores o la geolocalización del visitante.

Las cookies no pueden utilizarse para obtener ilícitamente información de los dispositivos en que se almacenan (hackearlos) ni para ser vehículos de software malicioso.

Algunas empresas se valen de las cookies para elaborar perfiles extraordinariamente detallados de los usuarios con fines de marketing, y poder así enviar a tales usuarios anuncios personalizados que sean de su interés.

A tal fin, muchos sitios web utilizan los servicios de terceros, como, por ejemplo, el botón de compartir de Facebook, que es un complemento que permite a Facebook registrar la actividad del usuario en otros sitios web en los que también se haya establecido tal botón.

Con estos datos, tanto Facebook como otras redes de anuncios pueden mostrar anuncios a los usuarios basados en los sitios web visitados, preferencias y muchos otros parámetros.

Por este motivo, el uso de cookies y los datos que estas pueden almacenar, así como el proceso para hacerlo, son extremos intensamente regulados.

Enlace: Cuáles son las reglas por las que se rigen las cookies

Qué tipo de datos recopilan las aplicaciones

- Webinars - Webinars - Webinars - Webinars

- Webinars - Webinars - Webinars - Webinars